info@embutidosfermin.com +34 923 415 135
diciembre 12, 2018

Vinos y comida: el arte de combinar sabores

Escrito por:Embutidos Fermin el12 diciembre, 2018

Puede parecer algo básico y sin importancia aparente, pero lograr conseguir una armonía entre platos y vinos es todo un arte y una de las formas gastronómicas de mayor disfrute para un comensal.

En el mundo del maridaje hay ciertas normas a tener en cuenta, pero existe una norma lógica que debemos seguir: ninguno de los dos, ni el plato ni el vino, deben primar sobre el otro. Ambos deben tener la importancia que se merecen sin dejar al otro en un segundo plano.

Existen otras reglas básicas y más conocidas por todos, como por ejemplo: combinar los pescados con vino blanco y con la carne roja un buen tinto y, si puede ser de crianza, mejor.

Para los que no quieren arriesgar esta suele ser una opción bastante acertada. Pero, desde FERMÍN, os animamos a ir más allá y que probéis distintas combinaciones de vinos con platos específicos.

Si eres un apasionado de la buena gastronomía y profundizas en este maravilloso mundo, lograrás una máxima experiencia para tu paladar.

Maridaje de vino con pescados y mariscos

Para los pescados y mariscos a la parrilla, los expertos recomiendan combinarlo con vino blanco seco. Estos son vinos con muy poca cantidad de azúcar, suelen beberse jóvenes y servirse a temperatura fría.

Los pescados blancos y poco condimentados suelen ir acompañados de vinos blancos ligeros, de aroma y sabor suave. Al igual que los anteriores, también deben servirse fríos.

Por último, los pescados o mariscos con un sabor más intenso, combinan mejor con vinos blancos criados en madera. Los vinos criados en madera son aquellos criados en barricas de madera. Suelen ser intensos y se sirven a temperatura fría.

Maridaje de vinos con carnes rojas

Las carnes de vacuno a la parrilla y las carnes de caza suelen maridar con los vinos tintos de crianza, pues potencia más su sabor. Estos vinos son criados en barricas de madera, durante más o menos 24 meses. Se recomienda abrirlos un poco antes de servirlos para que se oxigenen y mantenerlos a una temperatura entre 14 y 18 grados.

En cuanto a los asados de cordero y ternera, combinan a la perfección con vinos tintos jóvenes. Suelen tener un sabor menos intenso que los tintos de crianza. Se recomienda consumirlos dentro del mismo año que salen al mercado.

Maridaje de vinos con legumbres

Las legumbres son un gran compañero para el vino tinto. La elección del tipo de tinto dependerá en gran medida de la intensidad del plato. Si es un guiso de verduras, un tinto joven irá de maravilla. Si se trata de un guiso intenso, con carnes o embutidos, es mejor optar por crianzas y reservas.

Maridaje de vinos con postre

Cuando llegamos al plato final, resulta más difícil lograr encontrar un buen vino que maride y consiga la sintonía adecuada con el plato, pues el postre suele tener gran diversidad de sabores e ingredientes.

La tradición dicta que es mejor acompañar el postre con vino dulce, aunque cada vez encontramos combinaciones más atrevidas, como utilizar vinos espumosos secos para acompañar a postres con cremas, o vinos tintos de crianza para acompañar a postres de chocolate puro.

La siguiente imagen, del autor Stefan Leijon, nos muestra de manera muy gráfica y sencilla el maridaje ideal para cada tipo de alimento.

maridaje de vino y comida

Comentarios

Nuestros Productos

Una variedad de productos serranos de primera calidad a tu alcance, con un cuidadoso proceso de curación y un resultado envidiable por su textura y sabor.

Disponibles para llevártelos de nuestra tienda online

Desarrollado por Grupo Idimad. Especialistas en Marketing Digital 360. - © Embutidos Fermín, 2018
logosfederjunta