info@embutidosfermin.com +34 923 415 135
febrero 28, 2018

El veteado del jamón una buena pista o todo lo contrario: te contamos todo lo que debes saber

Escrito por:Embutidos Fermín el28 febrero, 2018

En muchas ocasiones, a la hora de comprar un buen jamón ibérico de bellota nos asaltan las dudas. Por esa razón en este blog os dimos algunas pautas para comprar o regalar uno. Entre ellas se encontraba el veteado, que todos tenemos en cuenta pero que quizás no sepamos del todo cómo “interpretarlo”. De ahí que hayamos decido escribir este artículo sobre el veteado del jamón ibérico.

Puede que alguna vez os hayáis encontrado ante un magnífico jamón de bellota 100% ibérico, pero os haya hecho “desconfiar” la poca presencia de grasa visual (veta). Por el contrario, quizás tengáis en casa un jamón de cebo Ibérico 50% raza Ibérica con un gran veteado, cosa que te puede desconcertar.

Aquí te explicamos a qué se debe la famosa veta del jamón.

El veteado del jamón, cómo interpretarlo

Aunque el veteado del jamón ibérico es una de esas peculiaridades que más nos llama la atención, hay que tener cuidado porque son muchos los que piensan que mucha veta es sinónimo de la máxima calidad, cuando esta premisa no es del todo cierta.

Antes de nada, vamos a exponer los tipos de producto ante los que nos podemos encontrar

cerdo-iberico-infografia petra mora

Existe la errónea creencia de que el producto 100% ibérico debe tener un mayor veteado que el que no es ibérico puro.

Los cerdos de raza Duroc y los cerdos cruzados con Duroc dan una carne muy veteada, lo cuál no significa que tengan más grasa intramuscular que un ibérico puro, sino que la grasa está estructurada de otra forma. 

En los animales 100% Ibéricos, el infiltrado de la grasa es mucho más fino. Esto se debe, entre otras cosas, al alto grado de actividad al que se someten estos cerdos cada día. Por ejemplo, los cerdos de bellota, en época de Montonera, son capaces de recorrer hasta 14 km al día en busca de las mejores bellotas. Los cerdos 100% Ibéricos de cebo de campo, al vivir libres, también ejercitan sus músculos cada día. Esta grasa, al estar más infiltrada en la carne, en el producto final es menos visible y se aprecia menos.

Por el contrario, los animales que no son Ibéricos puros, ejercitan menos sus músculos, por lo que tienen una mayor acumulación de grasa, que resulta mucho más visual en el producto final.  Algo parecido a lo que le pasa al “común de los mortales” o ¿acaso no es verdad que las personas que no realizan ejercicio de forma habitual, tienen la grasa acumulada ya sea en la “curva de la felicidad” o en las famosas cartucheras?

Elucubraciones a parte, esperamos que a partir de ahora os resulte mucho más sencillo leer y descubrir que esconde el veteado de un jamón.

Infografía

 

 

Comentarios

Nuestros Productos

Una variedad de productos serranos de primera calidad a tu alcance, con un cuidadoso proceso de curación y un resultado envidiable por su textura y sabor.

Disponibles para llevártelos de nuestra tienda online

Desarrollado por Grupo Idimad. Especialistas en Marketing Digital 360. - © Embutidos Fermín, 2018
logosfederjunta