info@embutidosfermin.com +34 923 415 135
Soraya Familia Fermín
octubre 31, 2018

Soraya, una mujer todoterreno

Escrito por:Embutidos Fermin el31 octubre, 2018

Nuestra protagonista de este mes de #FamiliaFermín es Soraya, una trabajadora nata y que, al igual que muchos de sus compañeros, tiene la suerte de conocer muchos de los puestos que se desempeñan en Fermín.

Soraya nunca olvidará el día en que entró a trabajar. Fue en el año 2006, el día antes de la festividad de Santiago. Ese día, cuando llegó, había pastelitos encima de la mesa por el Santo de Santiago, su jefe, y al día siguiente no se trabajaba.

A lo largo de estos 12 años ha pasado por muchos puestos: matadero, pedidos, deshuesado, envasado de deshuesado, sala de despiece… Ha pasado, si no por todos, por casi todos los puestos de trabajo.

“Cuando empezó la crisis, muchos de mis compañeros y yo tuvimos que aprender a desenvolver cualquier tarea, es por eso que muchos de nosotros hemos estado y estamos en muchos puestos.”

Soraya empezó a trabajar en Fermín cuando su padre, que también había empezado a trabajar en la empresa, tuvo que dejarlo por motivos personales. Santiago se enteró de que, de alguna manera, ella estaba involucrada en el oficio de su padre, por lo que la hicieron una entrevista.

En aquel momento tenían todos los puestos cubiertos pero, pasados 6 meses, empezaron a necesitar gente y la llamaron. Tan pronto como dió el aviso en su anterior trabajo, Soraya se incorporó a la empresa y empezó a formar parte de la familia.

Soraya despiece

Aunque ya había conocido el oficio estando con su padre, el ritmo y la manera de trabajar eran distintos y se hacían otras cosas. Además, nunca antes había trabajado en un matadero. Por eso, cuando entró por primera vez, pensó….”¡Dónde me he metido!”. Una reacción muy similar a algunos de sus compañeros.

 

“Entras de nuevas, ves a tanta gente y dices, ¡Madre mía!, hay que hacer muchas cosas y no se si seré capaz de aguantarlo…”

¡Y vaya si aguantó! Tanto que ya lleva 12 años en Fermín.De todos los momentos divertidos que ha vivido, Soraya se queda con uno en concreto: el día en que se incorporó a la empresa la hija de Santiago, Soraya.

 

“Le hicieron una especie de bienvenida en la sala de reuniones. Empezaron a darle la enhorabuena y a agradecer su incorporación a la empresa. Yo, como no sabía que era la hija de Santiago y que se llamaba igual que yo, me levanté a la vez que ella para dar las gracias. Pensé que después de tantos años era raro que me agradecieran estar en la empresa, pero oye, era de agradecer. Cuando me dí cuenta que la bienvenida no era para mi, si no para otra Soraya, me senté en la mesa y pensé: tierra trágame.”

A día de hoy, lo recuerda y lo cuenta entre risas, pero confiesa que en aquel momento, ¡se moría de la vergüenza!

Y así es como, después de tantos años, entre momentos de tensión, momentos de risas y momentos para recordar, Fermín se ha convertido para Soraya en una de las cosas más positivas de su vida.

“Me ha aportado muchas cosas bonitas y positivas, tanto personal como laboralmente. De no tener ni idea de coger un cuchillo, por decirlo de alguna manera, a llegar y manejar máquinas enormes, y pensar: ¡es lo que tiene trabajar en Fermín!”

No podemos terminar el artículo sin darte las gracias Soraya (¡esta vez sí es a ti!) por todos tus años de trabajo y por querer formar parte de esta gran familia.

Comentarios

Nuestros Productos

Una variedad de productos serranos de primera calidad a tu alcance, con un cuidadoso proceso de curación y un resultado envidiable por su textura y sabor.

Disponibles para llevártelos de nuestra tienda online

Desarrollado por Grupo Idimad. Especialistas en Marketing Digital 360. - © Embutidos Fermín, 2018
logosfederjunta