info@embutidosfermin.com +34 923 415 135
Pastas de Navidad
diciembre 26, 2018

Los Reyes Magos también comen jamón

Escrito por:Embutidos Fermin el26 diciembre, 2018

El mundo es demasiado grande para que unas pocas manos puedan llenar de ilusión cada una de las casas y hogares de este planeta. Por eso, los Reyes Magos, necesitan una pequeña ayudita a la hora de repartir todos esos regalos.

No solo eso si no que, después de toda una noche visitando casa por casa, necesitan algo más que un vasito de leche y pastas para afrontar su jornada. Si eres de los que deja este alimento a nuestros amigos los Reyes Magos, quizá te interese oír esta historia:

Como vienen desde muy lejos, es tradición en cada país recibirles con algo de comer y beber. En Holanda, los niños dejan zanahorias para el caballo de Sinterklaas (San Nicolás), el Papá Noel de los Países Bajos.

En Italia, los Reyes Magos tienen su particular ayudante: La Bruja Befana, que entrega los regalos el mismo día que éstos. Cuando la bruja llega a las casas, suele encontrarse una copita de coñac.

A Santa Claus, el hermano gemelo de Papá Noel en EEUU, las familias le dejan un vaso de leche con galletas. Algo muy típico, pero que nunca falla.

En Rusia nos encontramos a Ded Moroz, o como es más conocido por los niños, “El Abuelo de la Nieve”, siempre acompañado de su nieta y Doncella de la Nieve, Snegúrochka. Ded Moroz es el símbolo del frío y en los pueblos eslavos era visto como el Dios del Invierno. Por eso, es costumbre dejar algo muy muy calentito, como un buen chocolate a la taza, para que él y su nieta puedan entrar en calor.

En el otro extremo del mundo, China, Dun Che Lao Ren (Viejo de la Navidad) viaja de casa en casa para hacer las veces de Papá Noel. Los niños depositan en una especie de medias golosinas y dulces, y a cambio este les deja sus regalos.

Ahora bien, no cabe duda que todo esto es un manjar para aquellos que llevan largas horas repartiendo regalos pero, en España, nos gusta ser generosos y apostar por el auténtico sabor de la tierra.

Cuenta la leyenda que, al venir desde tan lejos, los Reyes Magos no conocían el jamón. Fue entonces cuando dos hermanos traviesos que no se habían portado muy bien ese año, decidieron dejarles a los Reyes unas lonchas de un rico jamón ibérico de bellota.

Al despertar, los niños encontraron el salón lleno de regalos. Se dice que, al probar tan exquisito manjar, los Reyes quisieron premiar a los niños dejándoles más regalos de lo que realmente habían pedido.

El rumor se extendió entre los pequeños de las casas y desde entonces, además de dejar leche con dulces, los más traviesos dejan a los Reyes Magos unas lonchitas de jamón ibérico.

Y vosotros, ¿Os habéis portado bien este año o tenéis que dejar jamón en las mesas? Si es así, ¿Por qué no dejarles un poquito de Jamón Ibérico de Bellota Fermín?

Comentarios

Nuestros Productos

Una variedad de productos serranos de primera calidad a tu alcance, con un cuidadoso proceso de curación y un resultado envidiable por su textura y sabor.

Disponibles para llevártelos de nuestra tienda online

Desarrollado por Grupo Idimad. Especialistas en Marketing Digital 360. - © Embutidos Fermín, 2018
logosfederjunta