La vuelta al cole… ¡y al bocata del recreo!