Félix, ejemplo de nuestros valores y evolución