info@embutidosfermin.com +34 923 415 135
secreto header blog
noviembre 2, 2017

Carnes ibéricas, auténticas “delicatessen”

Escrito por:Embutidos Fermín el2 noviembre, 2017

Las carnes ibéricas son, sin duda, de una excelente calidad. Además de los productos curados, como jamones, paletas y embutidos, el cerdo ibérico nos proporciona unas carnes frescas deliciosas, de las que hoy os ofrecemos un breve resumen y sobre las que no descartamos desarrollar más en futuras entradas.

Algunas son populares desde siempre, como por ejemplo, el solomillo, el costillar o el lomo, y otras han adquirido el reconocimiento que merecen más recientemente.

Las carnes ibéricas son muy saludables. Las de bellota, por ejemplo, son ricas en vitaminas del grupo B y su grasa, típicamente infiltrada en el músculo, es rica en las denominadas “grasas buenas”, sobre todo ácido oleico, como el del aceite de oliva.

Pero metámonos en harina: ¿Cuáles son ? Y ¿cuál es la mejor manera de prepararlas?:

Carrillera

Carne jugosa donde las haya. Se encuentra en la mandíbula inferior y es una pieza redondeada y magra, de textura melosa, ideal para preparar en salsa, aunque también os invitamos a que la preparéis asada o a la brasa.

Secreto o cruceta

Se localiza “escondido” detrás de la paleta, en la axila del cerdo. Con forma de abanico y una típica textura veteada por la grasa, es una de las piezas más valoradas por su delicadeza. Os proponemos que preparéis esta pieza a la parrilla o la plancha. Un poco de sal y una buena brasa. ¡No necesita más!

Presa o bola

Es una pieza de cierto volumen junto a la paleta, es bastante magra y muy apreciada por su jugosidad. Se puede filetear para plancha o parrilla o preparar asada. Aunque para aquellos que se atrevan con sabores más arriesgados es una pieza que admite combinaciones dulces y cítricas e incluso es posible disfrutarla en tartar. Por otro lado, añadir que es ingrediente habitual de embutidos selectos como el lomito ibérico.

Pluma

Se encuentra entre la presa y el lomo y es una pieza pequeña de forma triangular. Es muy delicada y tierna, perfecta para parrilla o plancha, pero, al igual que la presa ibérica, la miel, la mostaza, o los higos son algunos de los muchos ingredientes que casan a la perfección con esta carne ibérica.

Lagarto

Para finalizar os hablamos de una pieza que cada vez se está haciendo más habitual en restaurantes. Se trata de una carne muy magra que se extrae de entre el lomo y las costillas y que se presenta en tiras alargadas. Es muy buena para la plancha o la barbacoa, pero como casi todas estas piezas, es muy importante no hacerla en exceso para no perder la jugosidad y ese sabor tan especial que la diferencia de cualquier otra carne.

Las carnes ibéricas frescas, en definitiva, destacan por ser jugosas y fáciles de preparar. Cuentan con un sabor muy particular que las diferencia de otras carnes y otro punto a destacar es su alto aporte proteico bajo en grasas, que las hacen adquirir la denominación de “carnes sanas”.

El hecho de contar con tantas formas, texturas y matices tan particulares las hacen únicas, además de su alto valor culinario. Pero lo más importante de todo: ¡están riquísimas!

Desde aquí os invitamos a incorporarlas en vuestra cocina y a disfrutar de las carnes ibéricas.

Comentarios

Nuestros Productos

Una variedad de productos serranos de primera calidad a tu alcance, con un cuidadoso proceso de curación y un resultado envidiable por su textura y sabor.

Disponibles para llevártelos de nuestra tienda online

Desarrollado por Grupo Idimad. Especialistas en Marketing Digital 360.
© Embutidos Fermín, 2015